Orígen y Objetivo de la Orden Militar y Esotérica del Cetro

La Orden Militar y Esotérica del Cetro, es una organización originada hace más de 500 años, con el propósito expreso de resguardar el Conocimiento Esotérico de civilizaciones anteriores a la actual.

Formada inicialmente por Maestros de la Antigua Orden en Salamanca, España, se extendió hacia el Nuevo Mundo, al compás de la Expediciones de los Adelantados y hacia el Asia, por medio de sus Maestros Peregrinos.

Es una Orden Militar, no masónica, única en su género, cuyo fin no es reclutar gente ni expandirse, sino preservar el conocimiento.

Cuenta con un Consejo de 12 Mestres Generales, destribuidos en 12 países y una Gran Maestre, elegido por el antiguo Principio de “Primus Interpares”, quiénes son los Guardianes de este Conocimiento.

Cada uno porta un Cetro, que es distintivo de su posición y, es un canalizador de la energía telúrica que conecta a todas las mentes de la Red Mental (de la que formamos parte)  a la estructura del Program Domo, regido por lo que se conoce como “Geometría Sagrada” popularmente y, que no es más, que la simple codificación de la Ilusión que vivimos, conocida como “Realidad” o “Lingua Franca”.

Existimos como un Alma que se desdobla en múltiples mentes, que discurren simultáneamente en Realidades alternas, como Clones Alternos; al par que en cada una de ellas, estos clones alternos, pueden generar copias de sí mismas, llamadas Clones Especulares,  a través de las “Máquinas Holográficas” que conocemos como Superficies Reflectantes (espejos) que cumplan la condición de ser líquidos de alta densidad.

Existe una sola física, que es la física cuántica, que regula el funcionamiento de la Red Mental. Las aproximaciones útiles para el cálculo, como la física newtoniana o clásica, son inexistentes para la OC, al igual que la física relativista.

Para comprender mejor la base de nuestro conocimiento esotérico presentamos aquí un vídeo de 10 minutos que resume las ideas básicas

Alejandro Vega Ossorio.

Gran Maestre

Orden del Cetro

 

To Top