La “Espada en la Piedra”. Axioma del Arte Marcial de la Orden Militar y Esotérica del Cetro

Entendiendo la Energía del Vacío. Qi (Chi), Prana, Vril son algunos de sus nombres que a lo largo de la Historia, se han usado para definir la existencia de la bionergía

Energía o términos populares “poder interior” es la energía almacenada en el cuerpo humano. Esta “Bioenergía” puede ser súbitamente utilizada por el humano tanto en “estados de concentración” como en “emocionales emocionales”, generando “impactos” a su alrededor que, a veces sorprenden por la magnitud. Esto es la base no solo de las Artes Marciales Orientales, sino de todo proceso que implique conocimientos esotéricos profundos, no vulgares.

Básicamente esta energía, que ha recibido distintos nombres a lo largo de la historia como Prana, Vril, Qi (chi), etc, según sea la cultura. En el marco del hinduismo, el praná o prāṇa es una palabra en sánscrito que significa ‘aire inspirado’ o energía vital.

La Orden del Cetro la denomina “Espada en la Piedra” y a veces “Vril” y, básicamente supone que es la energía inherente al vacío mismo. En mecánica cuántica, la energía del vacío es una clase de energía del punto cero existente en el espacio incluso en ausencia de todo tipo de materia. La energía del vacío tiene un origen puramente cuántico y es responsable de efectos físicos observables como el efecto Casimir.

La energía del punto cero es, en física, la energía más baja que un sistema físico, mecánico-cuántico puede poseer. También llamado “energía residual”. En la teoría de campos cuántica, es un sinónimo de la energía del vacío o de la energía oscura, una cantidad de energía que se asocia con la vacuidad del espacio vacío. A nivel experimental, la energía del punto cero genera el Efecto Casimir que es observable. En una escala por debajo del micrómetro, esta fuerza llega a ser tan fuerte que se convierte en la fuerza dominante entre dos conductores neutros. De hecho, en separaciones de 10 nanómetros, el efecto Casimir produce el equivalente de 1 atmósfera de presión (101.3 kPa).

 

Debido a que la energía del punto cero es la energía más baja que un sistema puede tener, no puede ser eliminada de dicho sistema. Un término relacionado es el campo del punto cero que es el estado de energía más bajo para un campo, su estado base, que no es cero. Pese a la definición, el concepto de energía del punto cero y la posibilidad de extraer “energía gratuita” del vacío han atraído la atención de inventores independientes.

Esto que la Ciencia actual estudia ya era conocido en tiempos remotos por todas las escuelas esotéricas y místicas. Desde el Extremo hasta el Medio Oriente.

 

En los pulmones hay miles de vasos finos en los bordes hay millones de bolsas de aire. Estos vasos delicados son esenciales para absorber el aire limpio (oxígeno), que es muy necesario en el proceso de generación de energía para el cuerpo. Dicha energía circula a través de los meridianos largamente estudiados por la medicina china y reinterpretados de muchas maneras incluyendo el concepto de los chakras o centros de energía

.Image result for meridianos del cuerpo

Bajo una ejercitación constante, siguiendo pautas prefijadas por las diversas escuelas esotéricas (de la doctrina que sean) y místicas, se aprende a ejecutar correctamente las Respiraciones necesarias para Canalizar la Energía hacia un solo Punto de Contacto e incluso a “dispararla” usando como vínculo el propio medio atmosférico (aire).

Toda la Energía circula por estos meridianos y centros de energía, no reconocidos oficialmente, pero que existen y se demuestra constantemente tanto sea observando Maestros del Arte Marcial como los ahora llamados “superhumanos”, que no son más que personas que naturalmente han tenido estas capacidades y, con el correr de los años, las han desarrollado.

Todo esta basado en la respiración y en las posiciones necesarias para potenciarla.

 

Es obvio que esta Bioenergía proviene de otra fuente que no es el propio cuerpo humano. De tan obvio que es, resulta aceptarlo. Si tan solo se pensara que un corazon bombea 5 litros de sangre promedio a lo largo de 65 mil kilómetros de arterias, venas y capilares, durante toda la vida, las 24 horas, sin descanso y que esto implica un enorme consumo de energía, se haría más que evidente que con la energía obtenida de la digestión de un kilo promedio de comida diaria, no alcanza para abastecerlo. Y, eso que no estamos considerando todos los demás sistemas corporales con sus grandes y contínuos consumos de energía.

Esta Bionergía proviene de otra fuente. Esa fuente es la energía de punto cero o energía residual del vacío.

Toda la llamada Realidad, no es más que una Ilusión sustentada en una Red Mental que interpreta una “Lingua Franca” que sea de entendimiento común, loque entendemos como “Realidad” material que en verdad no existe más allá de la interpretación que da nuestros cerebro a pulsos de energía que son recibidos por los sentidos y, reguladas por la Red Mental.

Concentrar toda la Bionergía disponible en un solo punto de presión o “disparo”, al igual que en todas las Artes Marciales y Disciplinas Esotéricas, es el Principio Dorado del Arte Marcial de la Orden del Cetro.

 

Alejandro Vega Ossorio.

Maestre General Instructor

Orden del Cetro

To Top